15.6.07

DESEO - Yolanda Ríos de Moreno

Si pudiera ayudar lo haría con mucho gusto —dijo la cristalina voz—, me aflige ver a la niña encerrada todo el día en casa. Cuando veo que afuera, a pesar de la lluvia, juegan los niños con sus barquitos.

Si ella pudiera sentir las frías gotitas como las siento yo, sabría lo que es frescura. Cuando se acerca a mí con esas pequeñas lagrimas saliendo de sus ojos y pega su pequeña nariz para observar a sus amiguitos, siento que su tibio aliento me quiebra por completo y quisiera desaparecer.

Si ella pudiera jugar con esos niños, sabría lo qué es la alegría. Se podría olvidar de sus largas horas de tedio y soledad, aunque fuera por un momento, olvidar todas sus dolencias.

¿Lloverá hoy como ayer? Espero que sí. Y si la veo triste de nuevo, me abriré despacito, sin hacer ruido, para que ella pueda salir inadvertida y disfrutar efímeramente de la felicidad.

---
© 2007, Yolanda Ríos de Moreno
Puedes saber más de la autora [[AQUÍ]].

2 comentarios:

Songo dijo...

Puerta compasiva, magnífico punto Yolanda. Me gusto el desenlace y la exquisita y sensible introspección arriba.
Saludos

Anónimo dijo...

Es un cuento muy lindo. Destila sensibilidad. Felicitaciones.

Luigi.