6.7.07

LA CONDENA - Víctor González

Fue peor el remedio que la enfermedad.
Refrán anónimo

En el comienzo de los tiempos, cuando era cosa de todos los días y algunas noches ver a dioses, animales y hombres mezclarse como si nada, los cangrejos caminaban como se recomendaba... Hacia adelante.

De carácter festivo y jolgorioso, estos "bichos" iban de aquí para allá y viceversa, haciendo piruetas y monerías. Pero quiso el destino que un día, uno y solamente uno de estos animalitos, sin querer tropezara con el pié derecho de Poseidón, amo y señor de los mares, quien colérico y fuera de sí decretó:

—Cangrejo de morondanga... Si con los ojos al frente que te pusimos no ves por donde caminas, desde ahora y por el resto de tu pinzuda existencia, tú y tus pares lo harán... ¡Para atrás!

El cangrejo espantado, con sus ojos ahogados en lagrimas, gimió:

—¡Oh no, para atrás no! Clemencia y clemencia, porfi, ¿si?

Poseidón, con un ojo en Luisimandro y el otro sobre el cangrejo, ordenó:

—Ok... Luisi, anotá: para atrás no. Para el costado, ¡je!

Y así, Luisimandro, el escribano olímpico de turno, lo registró.

---
© 2007, Víctor González.
Puedes saber más del autor [[AQUÍ]].

4 comentarios:

Guillermo Pérez dijo...

Muy Bueno, espero que sigan llegando más

Darío M dijo...

Encontrar textos de estas caracteristicas es un orgullo para la Argentina. realmente me siento honrado por la prosa de este gran escritor González. Con todo respeto y sinceridad... Felicitaciones y espero que llegen nuevas obras de éste autor

Anónimo dijo...

Victor me gustaron mucho tus letras, espero que la novela no se ruegue tanto para su edicion
Ruben

Songo dijo...

Son joyitas que quedan acá en miniTEXTOS