17.8.07

EL LAGO - Melanie Taylor

Un hombre y una mujer vivían discutiendo siempre. Tanto, que si dejaban de hacerlo sus propios hijos se alarmaban. Así eran, incluso cuando se mudaron a un tranquilo pueblo en donde había un lago. Temas de discusión nunca faltaron y uno de ellos era el lago. La mujer insistía que en el fondo del mismo crecían unas plantas acuáticas hermosísimas, mientras que el hombre sostenía que aquello era imposible pues el lago era sumamente hondo y nadie las había visto. Pasaban tardes y noches enteras discutiendo aquello hasta que la mujer decidió investigarlo ella misma.

Salió un día al amanecer, aún envuelta en su camisón, en dirección al lago. Al llegar tomó un bote, lo fue empujando hasta alejarse de la orilla y subió a él. Navegó largo rato a la deriva, miró brevemente al cielo y se tiró al agua. Amigos y familiares buscaron el cuerpo infructuosamente. Sin embargo, al año siguiente, en vísperas del aniversario de su muerte, el cuerpo resurgió a la superficie. Unos pescadores trataron de rescatarla, pero casi se ahogan pues el cuerpo era más resbaloso que el jabón y al final terminó por hundirse nuevamente. La misma escena se repitió por dos años consecutivos. Cada vez, un maremágnum de gente gritando, chapoteos desesperados, llantos de viejas y rezos de curas acompañaban en disonante acorde las apariciones de la mujer. Finalmente al tercer año, el hombre, quien hasta entonces se había negado a participar en la búsqueda, accedió a ir.

Hacía un viento frío y las ariscas olas sacudían al bote donde el viudo acompañado de vecinos y pescadores esperaba ansioso. Repentinamente apareció la difunta. Iban ya a intentar sacarla cuando la mujer abrió los ojos y a la gente el grito colectivo se les quedó congelado en la garganta.

—Estabas equivocado. Sí hay plantas hermosas en el fondo —dijo la mujer, que esta vez se hundió para no salir nunca más.

---
© 2007, Melanie Taylor
Tomado de "Amables predicciones" (Panamá, UTP, 2005)
Puede conocer más de la autora [[AQUÍ]].

5 comentarios:

Songo dijo...

Una fina ficción que es casi mitología, ya que los signos que nos proporcionas poco a poco se asen de nosotros y casi CREEMOS.

Isabel dijo...

Songo (y amigos) deberías leer de Melanie, "Cuentos al garete". Metaliteratura, ficción y realismo urbano de primera.

Songo dijo...

Gracias por el dato Isabel!
Slaudos

José Luis RODRÍGUEZ PITTÍ dijo...

Hola Songo, Isabel. Creo que ese lo tienen Melanie en competencia... Me prometió otros textos de otro cuentario. Supongo que es el que hace referencia Isabel. Esperaré a que gane para publicarlos (ya me los prometió). Saludos...

Anónimo dijo...

Ese cuento de Melanie me encanta.

Luigi