3.8.07

LA SOMBRA DEL GALLOTE - Cáncer Ortega Santizo

Ese domingo se levantó sabiendo que era su día de suerte. Tenía la certeza de que se iba a ganar la lotería. Y se convenció de ello por la facilidad con la que encontrara el billete con las cuatro cifras que acababa de soñar.

De vuelta a casa, apretando su futura fortuna en un puño vio, horrorizada, la sombra dibujarse sobre el suelo. Allí estaba, monstruosa, la silueta del ave de mal agüero. Al mirar al cielo encontró al gallote que planeaba , vistoso, con sus negras alas extendidas en su grácil, pero perturbador vuelo.

Es sabido que cuando la sombra de un gallote se posa sobre una persona, trae consigo muchas desgracias y mala suerte. Corrió tratando de escapar de ella y casi que lo logró. Lo que no pudo evitar fue el camión que, a toda velocidad, bajaba por la calle.

Allá en lo alto, el gallote seguía volando en círculos. Esperaba paciente que el manjar estuviera en su punto. Sus ojos golosos anticipaban el banquete. Disfrutaba de antemano de la sangre, tripas y sesos esparcidos, del cuerpo sangrante que le aguardaba inmóvil en medio de la calle. Ahora sí, no podía evadir su sombra. La dejaba posar sobre ella, con gesto burlesco, mientras que en la Plaza de la Lotería se anunciaba, en primer premio, los cuatro números del billete que acabara de comprar y que ni la muerte lograra arrancarle de la mano.

---
© 2007, Cáncer Ortega Santizo.
Puedes conocer más acerca del autor [[AQUÍ]].

5 comentarios:

Dioni dijo...

Me quedó hoy con este minitexto y con el Cancer en el recuerdo.

Anónimo dijo...

ES LA MANERA MAS TRAGICA DE VER LA SUERTE DE LAS PERSONAS LE OTORGO 5 ESTRELLAS A ESTE TEXTO.

Songo dijo...

Entre la vida y la muerte, qué línea dibujas?
CÁNCER trazó una línea genial de suerte y anti-suerte, día fausto y aciago, "Gallotes de la Suerte", Cocoritos de la Fortuna.-

NO obstante, vives CÁNCER

José Luis Rodríguez Pittí dijo...

Cáncer me escribió el 13 de mayo para invitarme a la presentación de "Encuentros fugaces" en la feria del libro que pasó. Por cosas que pasan, no pude asistir. También me preguntó cómo hacía para que le publicara en minitextos.org. Le respondí de vuelta, pero no supe más de él hasta el sábado 14 de julio en que Gloria Melania me dió la triste noticia. No podía dejar de compartir su obra con ustedes, y me tomé la libertad de elegir este fascinante cuento, tomado de la revista MAGA 47-48 último de 2001, primero de 2002. Borges decía que lo bueno no es de nadie, sino del olvido o la tradición. Yo me alegro, por Cáncer, que este cuento haya gustado y no quede en el olvido en que quedan tantas buenas obras de nuestros autores.

salud sexual y reproductiva dijo...

Gracias José Luis por compartir con nosotros este cuento,pero muy especialmente por haberme dado a conocer a quien lo escribio, siento pena de la ignorancia en que vivimos muchos panameños, y me incluyo; pues jamas habia oido hablar de el. GRACIAS.