31.8.07

PARA GARABATEAR NUESTROS VERSOS - Minipresentación, edición #18

En un periódico de la ciudad de Panamá, un joven poeta de 28 años escribía en 1991:

«¿Acaso en Panamá, no es más fácil para una yegua o potranca, mostrar sus nombres y cualidades de hipódromo en un librito que se publica todas las semanas y por el cual se pagan escasos reales, que a un joven poeta lograr mostrar lo que escribe? Quisiera Dios que tuviésemos la oportunidad de tener un folletito como ese en el cual garabatear nuestros versos.»

El internet, que hoy nos permite hacer eso, garabatear nuestros versos para entregarlos a más lectores que los de la famosa polla, el librito de apuestas de los hípicos panameños, llegó a los pocos años. Pero Gustavo Batista Cedeño nunca lo conoció: pocos meses después se hizo un poeta eterno de 29 años y nos dejó con un poemario publicado y suficientes versos para llenar dos libros más (que póstumamente se editaron).

Pudiera acaso alzar los ojos
y reir eternamente;

buscar la piedra
y antes del golpe ver su sombra
como mi sombra reflejada
en unas aguas que no vuelven.

(Tomado de "Áncora y otros poemas")

Gustavo Batista Cedeño nació hace poco más de 45 años, el 31 de mayo de 1962. Dedicado al estudio del arte, sobretodo a la poesía. Licenciado en Humanidades, especializado en Geografía e Historia, por la Universidad de Panamá.

Ser frágil y no serlo,
ser agua y encontrarnos
con la roca;

ser camino y descubrir
que el fuego puede
nacer en nuestras bocas.

(Tomado de "Áncora y otros poemas")

Recibió el Premio "Universidad" en la sección de poesía en 1981 por el único libro que publicó en vida, "Deseos, nunca realidades" (DEXA, Panamá, 1985). Postumamente, por el esfuerzo de varios autores, se publicó su poemario "Áncora y otros poemas" (INAC, Panamá, 1992) y una compilación de cuarenta poemas sueltos que quedaron entre sus documentos bajo el título de "Si me fuera posible vivir..." (Fundación Signos, Panamá, 2002).

¡Si me fuera posible vivir
esa vida no vivida
que son todos los sueños
que me faltan!

Estoy triste
pero sé que sólo así
se está más cerca de la vida

que más allá está todo
y la tarde
como besos que enternecen
las espinas del alma.

(Tomado de "Si me fuera posible vivir...")

Desde 1992 el Instituto Nacional de Cultura celebra anualmente el Premio "Gustavo Batista Cedeño" para poetas menores de 35 años, con el que se honra su memoria anualmente. Varios de los poetas panameños jóvenes publicados en esta página se han ganado este premio.

He vuelto a mí, lo sé, y un crepúsculo se abate
sobre mi fervor.

Pasé de la calma a la inquietud
y leí lo ya olvidado:

mi rostro en otros rostros
disperso.

El perfil de lo eterno
tiene el sonido de un golpe que conozco

así fue siempre y así seguirá siendo:
así es un juego que se juega con uno mismo.

(Tomado de "Si me fuera posible vivir...")

Hoy, quiero dedicar miniTEXTOS al eternamente joven poeta panameño Gustavo Batista Cedeño, a quien nunca pude estrechar la mano y menos puedo ya pedirle unos versos para compartirlos en estas páginas con todos. A él dedico este homenaje, esta edición, este sueño, este ritual de viernes, este cuadernillo que, al fin, nos permite hacer públicos nuestros trazos, nuestros signos, nuestros versos.

Volveremos a vivir
para morar dentro de aquellos que hoy sueñan
con la mínima esperanza

porque los pies lloran
y un ritual evocan todas las sendas que un día transitamos

cruje la memoria y la noche pone estrellas en los ojos

estamos cercados y todo sueño es melodía

y estamos aquí y también en lo lejano
porque vivimos para sostenernos.

(Tomado de "Si me fuera posible vivir...")

Pero hoy no sólo les presento a este autor panameño. Sin contarlo a él, son cinco escritores, como todas las semanas, con los que hoy llegamos a noventa publicados. Esta semana, de Panamá, Costa Rica, México y Chile, en una edición de lujo, cuentos y poemas de Moravia Ochoa López, pluma fundamental de la literatura panameña contemporánea, María Elena Cerecero, Miguel Fajardo Korea, Yolanda J. Hackshaw M. y Pablo Lazo. Estoy seguro que disfrutarán de estas piezas breves, tanto como lo hice yo al seleccionarlas.

JLRP, Editor.

1 comentario:

Klenya dijo...

Estoy triste
pero sé que sólo así
se está más cerca de la vida

Me robé este verso para mi blog. Es una imagen inmensa.