7.9.07

LE QUITÓ LAS PALABRAS DE LA BOCA - Álvaro Valderas

En un intento de componer un diccionario vivo, el fonetista viajó con su mochila a cuestas por la península y toda Hispanoamérica. Educado por un carterista primero y luego por un prestidigitador, tras una infancia dando tumbos de un lugar a otro y comiendo del fruto de los despistes ajenos, sus dedos habían adquirido una agilidad casi poética y, su moralidad, cierta laxitud. No le resultó difícil regresar al hurto, quitarle a la gente las palabras de la boca, guardarlas en un tarrito de cristal y volcarlas, luego, en la gran pecera a la que llamó repertorio, encerrada en una vieja vieja capilla de ecos y reverberaciones. Años después se inventó la grabadora, que a él le llegaría ya tarde.

---
© 2007, Álvaro Valderas.
Puedes saber más del autor [[AQUÍ]].

1 comentario:

pitbullpty dijo...

Muy ingenioso
Felicidades!