19.10.07

DINOSAURIOS AL DESPERTAR - Minipresentación, edición #25

La oveja negra

En un lejano país existió hace muchos años una oveja negra.

Fue fusilada.

Un siglo después, el rebaño arrepentido le levantó una estatua ecuestre que quedó muy bien en el parque.

Así, en lo sucesivo, cada vez que aparecían ovejas negras eran rápidamente pasadas por las armas para que las futuras generaciones de ovejas comunes y corrientes pudieran ejercitarse también en la escultura.

—Augusto Monterroso (1921 - 2003)

He soñado varias veces que estaba despierto y en mi feliz sueño de vigilia los dinosaurios desaparecían, como también lo hacía la sociedad de rumiantes que alegremente ha dado muerte siempre a cada oveja negra aparecida. He soñado que ese bruto primitivo de cerebro pequeño, enorme quijada y bestiales maneras, al igual que el noble animal, que vivió en la tierra millones de años antes que nosotros, ha desaparecido de una vez por todas. Pero, como siempre, surge Monterroso que parece que me observa al levantarme y le dice a todos: "cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí".

Un par de dinosaurios y un rebaño de blancas y muy puras ovejas estúpidas con ganas de sacrificar a alguien, aunque a diferencia de las del cuento, las que están en mi triste despertar ni siquiera se interesan por tratar (torpemente) de hacer estatuas ecuestres.

Era inevitable. Tarde o temprano Monterroso, el maestro del minicuento, iba a ser citado en miniTEXTOS. Me hubiera gustado comentar más del autor guatemalteco, nacido en Honduras, orgullo del istmo del centro de América, pero el espacio miniaturizado de este editorial casi se me ha terminado. Lo poco que queda quiero dedicarlo a comentar algo sobre uno de los autores programados para esta edición #25, que hoy comparto con ustedes.

Se trata de Katia Chiari, elegida hace unos días por un jurado internacional, unánimemente, como autora de la mejor obra presentada en la sección de poesía del Concurso Literario "Ricardo Miró", el más importante de las letras panameñas. Pero, cosas de la vida, un comité de burócratas, nombrado especialmente para ello, decidió quitarle el premio por un tecnicismo que, a mi concepto, no afecta el resultado a menos que se anule lo actuado por los tres jurados (embarrados por dicho comité) y, sobre todo, se borren íntegros los poemarios previos, cada uno ganador de premios de prestigio, trabajo intachable que demuestra la calidad de la artista de la que les hablo. Lo peor de todo, es que los medios masivos de comunicación le han dado por primera vez cobertura a la literatura nacional en primera plana y prime time, pero en una horrible fiesta amarillista que ha terminado por desprestigiar al concurso que, asumo que de buena fe, era lo que los funcionarios del comité deseaban proteger.

En fin, de uno de los libros de Katia Chiari publico hoy un poema, aunque no una miniatura, sí una buena muestra de su obra. El que estaba programado para hoy, precioso poema que personalmente seleccioné del libro ganador, no lo publicaré por solicitud especial de la autora. Con ella, también tengo el honor de presentarles los poemas y cuentos de Raúl Cuestas, Edilberto "Songo" González Trejos, Miguel Ángel Chinchilla y Michèle Najlis. Centroamérica, en esta edición, representada por excelentes autores.

JLRP, editor.

4 comentarios:

j4ur14 dijo...

Acabo de quedar impactado con el relato de la oveja negra.


Saludos y felicitaciones por otra miniEDICIÓN de miniTEXTOS.

Lili dijo...

El INAC se portó MUY MAL. Si bien la descalificación tiene fundamento, el envío APRESURADO del comunicado de prensa del INAC, mal redactado y peor intencionado (en ninguna parte hace mención del mérito indiscutible de la obra ganadora y de la transparencia del certamen)me provocan entrarles a chancletazo limpio. Niños malos, muy malos (INAC). Sea esta la prueba fehaciente de que a) El movimiento de cultura joven está dando de qué hablar (¡Felicidades KAthia!) y b) Los dinosaurios están saliendo de sus cuevas burócratas. Pero no por mucho tiempo. Ánimos, queridos amigos.
L. Mendoza

Lissy Jovane dijo...

Es lamentable lo ocurrido con Kathya Chiari, concuerdo con Lily en que el INAC no ha tenido la mejor de las actitudes en el manejo de esta situacion. Por mi parte he tenido oportunidad de leer parte de la obra de Kathya, y es de una excelente calidad, una poeta destacada. Felicidades!!!

Songo dijo...

El quid del asunto es el manejo.
Por cuestiones "legales-formales" - esos intríngulis que nos "rigen" - no se le puede dar el Premio Metálico a KATIA.
Pero ella es totalmente inocente de cualquier tendenciosa sugerencia, como las que han salido en los medios.
HÉCTOR tampoco tiene nada que ver.
El "comuniqué" que envió el INAC no ayudó al mejor manejo y sacar la foto de KATIA en La Prensa como si fuera corrupta, peor.
El amarillismo nos está carcomiendo como un cáncer.

- HAGO SILENCIO -