12.10.07

REENCUENTRO - Sara Rolla

La puerta estaba abierta y entré. Pasé el zaguán, que no recordaba, y reconocí el gran living. Miré las paredes donde pegaba compulsivamente aquellas estampas consagradas de Perón y Eva, las que podían salvar a mi papá. Pasé el comedor y en la cocina observé el sitio donde murió mi abuela. El patio me evocó los juegos. Subí al altillo, el lugar mágico. Y ahí estaba yo, sentada con esa expresión triste que siempre asumo en soledad.

---
© 2007, Sara Rolla
Puedes saber más de la autora [[AQUÍ]].

1 comentario:

mimalapalabra dijo...

Vaya sorpresita la que nos entrega hoy Minitextos: una pequeña genialidad de nuestra genial Sarita. ¿Y será que en la soledad también asume la manía de escribir cuentos? ¿Podemos empezar a creer en otra sorpresita: la de un libro de ficciones de su autoría? Un abrazo para usted, queridísima maestra.

G.R.